24/10/14

Sin fe

Destreza lingüística potenciada al máximo (cómo hacen), culteranos, emocionantes, los poetas sutiles me arrinconan a mi ya reducido espacio literario y me resigno por mucho tiempo a ver el fuego sagrado desde lejos. En cambio, la poesía de Alejandro Schmidt me invita a transponer el pórtico de la otra cuadra, aquel que dice "Creación". Desesperado tipeo en mi cabeza las letras de una posible línea. Es el principio, el esqueleto del poema, casi siempre, eso, el esqueleto. 

19/10/14

Aníbal Cristobo



Dos gordos en apuros




Empantanados, con los inspectores
fiscales bailándoles alrededor y perdiendo
popularidad entre los vecinos desde el
"tortugagate", mis padres
se plantearon la posibilidad de una tragedia
sobre la cría de asnos y la carpintería. 

En el ático, me gustaba pintar
a esos dos tecnócratas en el amanecer
de algún parque acuático, flotando
como un par de islas blancas y desconocidas. Pero
cada día los oía jadear en mi cuenta bancaria, asfixiando
mis pretensiones sindicales.

Escondidos detrás de nuestras herramientas
de bricolage, mi mujer
y yo, cavamos
cada vez más profundo. Cada uno
ha aplicado semanalmente una terapia experimental
sobre el otro, interrumpidos sólo por los sonidos
de un éxito deportivo en la distancia.





Aníbal Cristobo (1971, Buenos Aires, Argentina)

Imagen: www.proiniciar.uerj.br



16/10/14

Francisco Hernández



Fantasma





Amo las líneas nebulosas de tu cara,
tu voz que no recuerdo,
tu racimo de aromas olvidados.
Amo tus pasos que a nadie te conducen
y el sótano que pueblas con mi ausencia.
Amo entrañablemente tu carne de fantasma.





La primera mujer que recorrió mi cuerpo...





La primera mujer que recorrió mi cuerpo 
tenía labios de maga: labios verdes y azules, 
con sabor a fruto silvestre,
con señales indescifrables como la miel o el aire.
Muchas veces incendió mis cabellos con siete granos y
siete aguas, con ensalmos que sonaban a campanillas 
de barro, con nubes de copal que se mezclaban al embrión
que recorría mi frente coronada por ramos de albahaca.
Toda la noche ardía la pócima bajo mi cama.
Al día siguiente, un niño nacido después de mellizos 
la arrojaba al río, de espaldas, para no ver el sitio 
donde caía ni el vuelo repentino de los zopilotes.
Entre tanto, mi madre me contaba 
lo que Colmillo Blanco no sabía de la nieve 
y el recuerdo del mar era un espejismo bajo la sábanas.






Francisco Hernández (1946, San Andrés Tuxtla, Veracruz, México)

Imagen: indeli.com.mx



7/10/14

Juan Bañuelos



Sátira con final de vals





Porque estamos aquí con el sueño del polo,
con el fuego que hizo el primer hombre en la tierra
a la hora que marcan los relojes del banco,
en la silla cercana de la caja de bienes
del que roba y sonríe por la gracia del cielo.
Y cercanos al niño
que aún lleva el cordón umbilical de la anemia;
correctos, vestidos de frac
a la hora que vemos pasar triste un entierro.
Aquí, pues, nos quedamos
con las lindas queridas del señor General.

Por la gran avenida, la manzana del aire se pudre 
y la panza del cielo es color de la iguana 
y la tarde agoniza levantando la voz. 
Porque estamos aquí en el bar donde cantan 
solitarias de tedio las parejas que pronto 
dormirán en hoteles,
y el ramito de dicha dejarán en un charco. 
Ah la almohada del agua que reparte los sueños, 
que circunda las ferias. Y la arpía hecha letra 
desollando la fiebre en los juicios llevados 
contra los inocentes.

Porque estamos aquí
para que se cumpla la voluntad del coral,
de la red y del hombre
que ahora vuelve con la presa ganada.
Carpinteros de nardos,
albañiles del día,
relojeros que saben cuándo el tiempo nos muerde,   
ved mis venas, parecen ríos hondos con labios 
repartiendo ternura.

Yo ya no busco: heredo.

Sabed que las colmenas y la alondra del día 
tañen una campana de futuros follajes.





El incendio hospedado





Con este corazón casi vacío, 
casi incendio de música en mi cuarto, 
sigo, Silencio, tu quebrado olvido 
de penetrante buque.

Una mano que no puede alcanzarte,
una espiga que no puede crecer
cuando ya es aplastada
por el granizo fugitivo de los días.
Óyeme hablar de las sombras que muerdo,
mírame como a un hombre que ha perdido
en una casa ardiendo
los párpados y el color de sus ojos.

No hagas la señal del silencio para que calle.

Puedo. Aún puedo un poco:
llorar, gemir, hablar en voz baja, decir
que yo te amo furiosamente
como un rayo que cae, de pronto, en el jardín





Juan Bañuelos (1932, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México)
Fuente: http://www.materialdelectura.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=273&Itemid=31 

Imagen: www.esp.mexico.com



5/10/14

Jan Erik Vold



hokusai, el viejo maestro, que pintó una ola como nadie había pintado una ola antes que él





Hokusai
llegó
casi a los 90. Cuando tenía 75
años, dijo
de sus cuadros: Empecé a dibujar
cosas cuando tenía
6 años. Todo lo que conseguí hacer
antes de los 50, no vale
nada. Cuando llegué a los 70
aún no había hecho
nada 
bueno. A los 73 años
empecé a comprender
las formas básicas
de animales 
y plantas.
Cuando llegue a los 80, habré
comprendido más, y cuando tenga 90 
conoceré
los misterios del arte
hasta el fondo
—así es que cuando llegue a los 100
produciré
cosas elogiables. Para no hablar
de los años
siguientes.
Ahora lo esencial es
seguir en marcha.





Jan Erik Vold (1939, Oslo, Noruega)
Fuente: http://www.cosmopoetica.es/wp-content/uploads/5COSMOGUIA_2008.pdf
Traducción: Francisco Uriz

Imagen: www.dasagvisen.no



hokusai, den gamle mester, 
som tegnet en bølge slik ingen 
før ham hadde tegnet en bølge


Hokusai
ble
nærpå 90. Da han var 75
år gammel, sa han
om bildene sine: Jeg begynte å tegne
ting da jeg var 
6. Det jeg fikk til
før jeg var 50, er ingenting
tess. Da jeg var 70
hadde jeg ennå
ikke gjort
noe bra. I 73 års alder
begynte jeg å forstå 
dyr og planters
grunnleggende 
former. Når jeg blir 80, vil jeg
ha forstått mer, og når jeg blir 90
vil jeg kjenne 
kunstens 
hemmeligheter
til bunns –så når jeg blir 100
vil jeg lage
rosverdige 
ting. For ikke å snakke
om årene
deretter.
Nå gjelder det bare
å holde det gående.




3/10/14

Juan Manuel Inchauspe



Época





Un prolongado ulular me despertó durante la noche.
Tuve una visión fugaz de luces rojas y amarillas, intermitentes.
Con los ojos recién abiertos en la oscuridad
escuché el sonido giratorio por las calles desiertas.
Instintivamente estiré mi mano por entre las varillas
y palpé el cuerpo de mi pequeño hijo:
suave, cálido,
pacificado como un animalito.
Él no sabe nada de estas cosas.
No sabe nada del sueño cortado
en la fría madrugada.
Ni tiene nunca tampoco por qué saber
cómo brotan del sueño estas visiones;
cómo giran, intermitentes, en la memoria,
y flotan con sus ojos de vidrio alrededor del corazón.





Fuente: Facebook de Clara Muschietti





Trabajo nocturno





Temprano
esta mañana
encontré en el patio de casa
el cuerpo de una enorme rata
inmóvil.
Moscas de alas tornasoladas
zumbaban alrededor del cadáver
y se apretaban en los orificios de unas heridas
que habían sido sin duda mortales.
Con bastante asco
la alcé con la pala y la enterré
en un rincón alejado
del jardín.

Al volverme
desde el matorral de hortensias florecidas
emergió mi gata dócil
desperezándose.
Su brillante pelaje estaba todavía
erizado por la electricidad de la noche.
Me miró
y después comenzó a seguirme
maullando suavemente
pidiéndome —como todas las mañanas-
su tazón de leche fresca
y pura.





Fuente: Trabajo nocturno -Poemas completos- Juan Manuel Inchauspe, ediciones UNL, Buenos Aires, Argentina. Sep 2010) en www.pedroarturoestradaz.blogspot.com





Juan M. Inchauspe (1940 / 1991, Ciudad de Santa Fe, Provincia de Santa Fe, Argentina)

Imagen: www.elortiba.org


1/10/14

30/9/14

Víctor López Zumelzu















Agosto





¿Cuántas palabras existirán para nombra la nieve,
el frío, el hielo, la escarcha?
La manera en que estamos aquí
en este espacio (tú leyendo)
y no allá
y decimos en la sala de clases
presente cuando se lee la lista
o simplemente pasamos
a no estar si no hablamos
con el tiempo aprendemos
que las cosas alrededor de nosotros
tienen un nombre
y nosotros también las aprendemos
a nombrar
esto es una silla
esto otro una carta
si deseas abrirla debes rasgar el sobre
Mi padre construyendo mi primera biblioteca se golpeó
el dedo tan fuerte que la uña se le cayó
Quedando en su lugar un espacio vacío
el cual yo siempre evité de mirar
Los recuerdos ya no son así de claros
El tiempo se ha plegado sobre ellos dejando entrever
una grieta oscura algo así como un significante
Pienso con frecuencia en aquello
que nos es difícil de recordar
las distorsiones narrativas
y poéticas a las que uno se ve expuesto
La lógica que guarda cada acto infinito
Una mariposa mueve sus alas en Quinta normal
y eso causa una tormenta
de proporciones de Rhode Island
Un lugar entre la falta de límite
o la falta de definición
La última vez que vi llorar a mi hermano fue cuando
se marcho al servicio militar
después volvió y su rostro era mucho más duro
indiferente
Cada país tiene una palabra para definir el miedo
La soledad
La música de los insectos en verano
La interpretación de la danza
de la naturaleza
La angustia de vivir pensando en el corazón
como un cazador solitario
incluso la idea de caza parece ser anterior a la misma idea
de representación
¿Cómo puede ser posible que alguien
haya decidido levantar un edificio
frente al paisaje que dibujaba todos los días
en su cuaderno?
Ahora no hay horizonte ni distancia visible
la distancia es un asunto de contexto piensa
Sin embargo un cuaderno vacío sin ninguna imagen
también es una imagen
No nos olvidemos que este texto
se compone de imágenes
Imágenes débiles
Imágenes sutiles
Imágenes que se duermen
en la velocidad de la lengua
Lo único que uno aprende con el tiempo
es abrocharse los zapatos
prepararse huevos revueltos
e intentar simular la falta de confianza
al nombrar los puntos oscuros
los vidrios rotos en los que ha chocado la nieve
Todo placer ha nacido de la necesidad
nos dice Hölderlin
y Joseph Brodsky nos dice al respecto que las cosas
Se endurecen en la memoria
para que uno no pueda mudarlas de lugar
Pero todo depende del cristal
con que uno observe
el día o la noche
y como la imaginación es capaz de fundir
dos o más conceptos
en una imagen
La ventana ese año permaneció todo el tiempo cerrada
aún así el mundo afuera seguía
dando muestras de su existencia
Las gotas en el cristal,
la débil melodía de los pájaros
en la mañana
¿Cómo podremos reconocer algún día ante nosotros
lo que nunca antes hemos visto?
Cómo decir felicidad sin haber escuchado
nunca la palabra felicidad
En esta parte del texto hay algo indescifrable
una imagen que imita nuestra vida, que intenta
ser nuestra vida
La extensión es proporcional
al miedo
y ella la última imagen que conserva de él
es marchándose
bajo un camino oscuro rodeado de cipreses.




Víctor López Zumelzu (1982, Curacaví, Chile)
Fuente: http://www.revistalecturas.cl/guia-para-perderse-en-la-ciudad-de-victor-lopez/

Imagen: www.blog.eternacadencia.com.ar

27/9/14

Miguel Barnet


En el barrio chino





Yo te espero 
bajo los signos rotos 
del cine cantonés 
Yo te espero 
en el humo amarillo 
de una estirpe deshecha

Yo te espero
en la zanja donde navegan 
ideogramas negros 
que ya no dicen nada

Yo te espero a las puertas 
de un restaurante
en un set de la Paramount
para una película que se filma a diario

Dejo que la lluvia me cubra 
con sus raíles de punta 
mientras presiento tu llegada

En compañía de un coro de eunucos,
junto al violín de una sola cuerda 
de Li Tai Po, 
yo te espero

Pero no vengas 
porque lo que yo quiero realmente 
es esperarte





Empujando un país





Yo soy el que anda por ahí 
empujando un país

No es una fantasía, es cierto,
me he pasado la vida empujando un país

Con grandes piedras del camino
y mis zapatos gigantes 
he ido poco a poco empujando un país

Contra los grandes vientos
y la noche que chirría en sus goznes,
contra la falta de oxígeno
y los malos presagios
he hecho lo indecible por empujar un país

Pero hay muchas otras cosas que hacer
como amar en lo oscuro,
sin paredes por cierto,
o desgranar el arroz cotidiano con sabor a coleópteros,
o limarse las uñas frente a un espejo de azogue,
o jugar a la pelota
con los niños estrábicos del barrio

Así que perdonen si no escucho
las quejas de mis contemporáneos

Yo no puedo hacer otra cosa
que seguir empujando un país




Miguel Barnet (1940, La Habana, Cuba)
Fuente: http://www.panoramacultural.net/?pag=2270

Imagen: www.havanatimes.org





Desplazado de las Letras

Nunca alcanzaré la posibilidad de ser miembro del Club: nunca leí a Benjamin

ETIQUETAS

Adam Zagajewski Adnan Al-Sayegh Al-Mutamid Alan Dugan Alan Mills Alberto Fritz Alberto Girri Alberto Pellegatta Alberto Perrone Alberto Szpunberg Alejandra Correa Alejandra Pizarnik Alejandro Carrizo Alejandro Crotto Alejandro Méndez Alejandro Nicotra Alejandro Palma Alejandro Pidello Alejandro Rubio Alejandro Schmidt Alfonsina Storni Alfredo Veiravé Alicia Genovese Alicia Millán Allen Ginsberg Allen Tate Alvaro García Alvaro Mutis Amy Lemmon y Emily Fragos Ana Becciú Ana Lafferranderie Ana M. Russo Ana María Rodas Ana Muela Sopeña Anahí Lazzaroni Anahí Mallol Andi Nachon Andrea López Kosak André Breton Anne Sexton Antología EPO Antonella Anedda Antonio Cisneros Antonio Gamoneda Antonio Lucas Antonio Martínez Sarrión Aníbal Cristobo Arthur Cravan Arturo Borra Arturo Carrera B. Fernández Moreno B. H. Fairchild Bashir Sakhawarz Batania Beatriz Vignoli Bei Dao Benjamin Péret Benjamín Prado Bernard Noël Billy Collins Blaise Cendrars Blanca Varela Blas de Otero Bo Carpelan Brian Patten Bruno Di Benedetto Bárbara Alí C. Drummond de Andrade C.K. Stead Carina Radilov Chirov Carina Sedevich Carlos Aldazábal Carlos Barbarito Carlos Battilana Carlos Germán Belli Carlos López Degregori Carlos Martínez Rivas Carlos Pardo Carlos V. Castro Carlos Vitale Carmen Piqueras Carola Sporn Carolina Esses Catalina Boccardo Catherine Bowman Cees Nooteboom Celeste Diéguez Celia Clara Fischer Celia Fontán Cesare Pavese Charles Bukowski Charles Cros Charles Simic Charles Tomlinson Christopher Reid Ciaran Carson Cintio Vitier Circe Maia Clara Fernández Moreno Claudia Ainchil Claudia Magliano Claudia Masin Concepción Bertone Concha García Constantino M. Andreadis Coral Bracho Cristian Aliaga Cromwell Castillo Cabrejos Czeslaw Milosz César Bandin Ron César Fernández Moreno César Vallejo D. Fulignati / P. Loreto D.H. Lawrence Daiana Henderson Damián Lagos Fernandoy Daniel Battilana Daniel Durand Daniel Garcia Helder Daniel Martínez Daniel Salzano Dante Alighieri Darío Rojo De interés particular De qué hablamos Delmira Agustini Denise Levertov Derek Walcott Diana Bellessi Diane Wakoski Diarios Diego E. Suárez Diego Filloy Diego Muzzio Diego Planisich Diego Roel Diego Sánchez Aguilar Dimitris Angelis Dolores Etchecopar Dolors Alberola Donald Hall Dora Aragón Dylan Thomas E. Anníbali / B. Di Benedetto e.e. cummings Eannon Grennan Edel Morales Edgar Bayley Edgardo Dobry Edgardo Russo Edith Södergran Edoardo Sanguineti Eduardo Ainbinder Eduardo Espósito Eduardo Lizalde Eduardo Mileo Efraín Huerta Egor Mardones El baúl Elena Annibali Elfriede Gerstl Eli Tolaretxipi Elvio Romero Emily Dickinson Ennio Moltedo Enrique Lihn Enrique Molina Entrevistas Enzia Verduchi Ernesto Cardenal Esteban Peicovich Estela Figueroa Esther Zarraluki Eugeni Evtuchenko Eugenio Mandrini Eugenio Montale Eugenio Montejo Euler Granda Ewa Lipska Ezequiel Ambrustolo Ezra Pound F. de Quevedo y Villegas F. Lope de Vega y Carpio Fabián Casas Fabricio Estrada Federico García Lorca Fernando Balseca Fernando G. Toledo Fernando Pessoa Fernando Valverde Ferreira Gullar fin del episodio Franca Mancinelli Francisco Bitar Francisco Brines Francisco Hernández Francisco Madariaga Franco Boczkowski Franco Castignani Francois Villon Frank O'Hara Frederick Seidel Friederike Mayröcker Friedrich Hölderlin Félix Grande G. Martínez Yantorno Gabriel Chávez Casazola Gabriel Gómez Saavedra Gabriela Saccone Gary Snyder Genis Galve García George Oppen Gerardo Deniz Gerardo Di Masso Gerardo Gambolini Gerardo Lewin Gerhard Falkner Germán Arens Giacomo Leopardi Giorgio Caproni Giorgios Seferis Gisela Galimi Giuseppe Ungaretti Glauce Baldovin Glyn Maxwell Gonzalo Millán Gonzalo Rojas Gonçalo Tavares Gordon E. McNeer Griselda García Guillaume Apollinaire Guillermo Bianchi Guillermo Boido Guillermo Sucre Gustavo Weisberger Hannes Sigfússon Heather Thomas Henri Cole Hernán Lucas Hernán Schillagi Homero Aridjis Homero Pumarol Horacio Horacio Fiebelkorn Horacio Salas Hugo Luna Hugo Mujica Hugo Padeletti Hugo Toscadaray Humberto Costantini Hwang Kem Chan Héctor Berenguer Héctor Viel Temperley Ignacio Uranga Igor Barreto Ilhan Berk Indran Amirthanayagam Inmaculada Mengíbar Inés Manzano Irene Frydenberg Irene Gruss Irma E. Marc Isabel Bono Isaías Garde Isidoro Blaisten Ismael Gavilán Ismael Velázquez Juárez Izet Sarajlic J. M. Caballero Bonald Jaan Kaplinski Jack Kerouac Jacobo Rauskin Jacques Prévert Jaime B. Rosa Jaime Gil de Biedma Jaime Quezada Jaime Sabines James Laughlin James Schuyler James Tate James Wright Jan Erik Vold Jana Putrle Srdić Jaroslav Seifert Javier Adúriz Javier Egea Javier Foguet Javier Galarza Javier Sologuren Javier Villafañe Jean Portante Jesús Rubio Jesús Urzagasti Jill Battson Jill McDonough Joan Margarit Joaquín Giannuzzi Joaquín Pérez Azaústre John Ashbery John Berryman John Burnside John Donne John Keats Jordi Doce Jorge Aulicino Jorge Boccanera Jorge Brega Jorge Cáceres Jorge Eduardo Eielson Jorge Fernández Gonzalo Jorge Fernández Granados Jorge Fondebrider Jorge Leónidas Escudero Jorge Luis Borges Jorge Santkovsky Jorge Tellier José Asunción Silva José Carlos Yrigoyen José Kozer José Landa José Lezama Lima José María Pallaoro José María Álvarez José Watanabe José Ángel Cuevas Juan Antonio Bernier Juan Bañuelos Juan Calzadilla Juan Cameron Juan Carlos Mestre Juan Carlos Moisés Juan Cristóbal Miranda Juan de Lapala Juan Desiderio Juan Gelman Juan Gustavo Cobo Borda Juan José Ceselli Juan José Saer Juan L. Ortiz Juan Luis Hernández Milián Juan M. Inchauspe Juan Maineri Juan Pablo Salinas Juana Bignozzi Juano Villafañe Julio Cortázar Julio César Aguilar Julio Huasi Julián Bejarano Jüri Talvet Kamau Brathwaite Karfina Macció Kathleen Raine Kenneth Koch Lalo Barrubia Laura García del Castaño Laura Giordani Laura Wittner Laura Yasan. Lawrence Ferlinghetti Leonardo Martínez Leonardo Sinisgalli Leonor García Hernando Leopoldo Marechal Lepoldo Castilla LeRoi Jones Li Po y otros Li-Young Lee Liliana Campazzo Liliana Celiz Liliana Díaz Mindurry Liliana García Carril Liliane Wouters Lorena Curruhinca Louis Aragon Louis McNeice Louise Glück Lucas Soares Luciana Mellado Luciano Erba Lucio Madariaga Luis Alonso Luis Antonio de Villena Luis Bacigalupo Luis Benítez Luis Cernuda Luis Chaves Luis Colombini Luis O. Tedesco Luis Pereira Severo Luis Pérez Boitel Macky Corbalán Mahmud Darwish Malcolm Lowry Manrique Fernández Moreno Manuel Juliá Manuel Ruano Manuscritos Marcela Morel Marcelo Carnero Marcelo Dughetti Marcelo Díaz Marcelo Kacanas Marcelo Leites Marcos Silber Margaret Atwood Mariana Suozzo Marianne Moore Maricela Guerrero Marie Howe Mariela Gouiric Marilia García Marilyn Contardi Marin Sorescu Marina Kohon Mario Bojórquez Mario Jorge De Lellis Mario Luzi Mario Ortiz Mario Rivero Mario Sampaolesi Mario Trejo Marizel Estonllo Mark Strand Martha Asunción Alonso Martín Gambarotta Martín Moureu Martín Prieto Martín Vázquez Grillé María Belén Aguirre María Cristina Ramos María Cristina Santiago María del Carmen Kril María Laura Decésare María Lyda Canoso María Teresa Andruetto Mauro Viñuela Melissa Lozada Mercedes Halfon Mercedes Roffé Mesa de noche Michel Houellebecq Miguel Angel Petrecca Miguel Barnet Miguel Brascó Miguel Gaya Miguel Huezo Mixco Miguel Martínez Naón Milenka Torrico Milo de Angelis Mirta Rosenberg Miyó Vestrini Moya Cannon Máximo Balleter Máximo Simpson Narradores poetas Natalia Carbajosa Natalia Litvinova Natalia Romero Nicanor Parra Nilton Santiago Niní Bernardello Noni Benegas Nora Perusín Norah Lange Norma Etcheverry Noé Jitrik Nuno Júdice Nurit Kasztelan Néstor Groppa Néstor Mux Odette Alonso Oliverio Girondo Omar Pimienta Oscar Aguado Oscar Hahn Oscar Taborda Osvaldo Aguirre Osvaldo Bossi Osvaldo Costiglia Osvaldo Picardo Osías Stuman Pablo Anadón Pablo Armando Fernández Pablo García Casado Pablo Neruda Pablo Queralt Pablo Seguí Paco Urondo Patricia Díaz Bialet Patricia Jabbeh Wesley Paul Eluard Paulina Aliaga Paulina Vinderman Pedro López Adorno Pedro Serrano Pere Gimferrer Peter Sirr Philip Larkin Philippe Jaccottet Philippe Soupault Piedad Bonnett poesía afgana poesía alemana poesía argentina poesía austríaca poesía barbadense poesía belga poesía boliviana poesía bosnia poesía brasileña poesía búlgara poesía canadiense poesía checa poesía chilena poesía china poesía colombiana poesía coreana poesía costarricense poesía croata poesía cubana poesía danesa poesía dominicana poesía ecuatoriana poesía escocesa poesía eslovena poesía española poesía estadounidense poesía estonia poesía finlandesa poesía francesa poesía griega poesía guatemalteca poesía holandesa poesía hondureña poesía inglesa poesía iraquí poesía irlandesa poesía islandesa poesía israelí poesía italiana poesía japonesa poesía latina poesía liberiana poesía luxemburguesa poesía mexicana poesía neozelandesa poesía nicaragüense poesía noruega poesía palestina poesía paraguaya poesía peruana poesía polaca poesía portuguesa poesía puertorriqueña poesía rumana poesía rusa poesía salvadoreña poesía santalucense poesía senegalesa poesía srilankés poesía sueca poesía suiza poesía turca poesía ucraniana poesía uruguaya poesía venezolana Poetas europeos Poetas norteamericanas Poetas y padres Pádraig Pearse Páginas seleccionadas Rae Armantrout Rafael Felipe Oteriño Rafael Mendoza Ramón López Velarde Raquel Sinelli Raymond Carver Raúl Abeillé Raúl González Tuñón Raúl Gustavo Aguirre Raúl O. Artola Recortes Reseñas Retratos Ricardo Costa Ricardo Zelarayán Rita Baldasarri Rita Kratsman Robert Bly Robert Bringhurst Robert Creeley Robert Desnos Robert Lowell Roberta Iannamico Roberto Echavarren Roberto Fernández Retamar Roberto López Belloso Roberto Malatesta Robin Myers Rocio Macarena Rodolfo Alonso Rodolfo Edwards Rodolfo Hinostroza Rogelio Ramos Signes Rolando Merayo Romina Cazón Rosario Castellanos Roxana Palacios Ruy Rodríguez Salomón de la Selva Salvatore Quasimodo Salvatore Ritrovato Sam Hamill Sam Shepard Samuel Trigueros Sandra Cornejo Santiago Kovadloff Santiago Montobbio Santiago Sylvester Santiago Venturini Saúl Ibargoyen Scott Hightower Seamus Heaney Sebastián Lalaurette Sebastián Pedrozo Sebastián Salazar Bondy Selva Casal Sergio Bizzio Sergio Kisielewsky Sergio Raimondi Sharon Olds Shin Kyong-Rim Silvia Camerotto Silvina López Medin Silvina Ocampo Silvio Mattoni Simon Armitage Soledad Castresana Sor Juana Inés de la Cruz Stefan Ivanov / Iván Landzhev Stephen Spender Stázis Intzés Søren Ulrik Thomsen Ted Hughes Tedi López Mills Tetsuo Nakagami Theodore Roethke Thomas MacGreevy Tom Waits Tomasz Różycki Tomás Watkins Ulla Hahn Umberto Saba Unai Velasco Valeria Cervero Valeria Pariso Valeria Tentoni Valerio Magrelli Valery Larbaud Vanina Colagiovanni Vassilis Zambaras Verónica Jaffé Vicente Muleiro Victor Botas Viktor Gómez Virago Diop Viviana Abnur Vivivan Lofiego Vladimir Amaya Vladimir Maiacovski Víctor López Zumelzu Vítĕzslav Nezval W.H. Auden Waldo Rojas Wallace Stevens Werner Aspenstrom William Butler Yeats Willian C Williams Wislawa Szymborska Yanina Magrini Yannis Ritsos Yehuda Amijai Yusef Komunyakaa Yutaka Hosono Yves Bonnefoy Zhivka Baltadzhieva Zulma Liliana Sosa Zvonimir Balog